¿Cómo saber si tengo una tarjeta revolving?

Ya conocemos el término «Tarjeta Revolving», y que existe un enorme problema al respecto. Lo siguiente que te estarás preguntando es: «¿Cómo puedo saber si tengo una tarjeta revolving?»

A continuación vamos a hablar exactamente de eso. De cómo puedes saber si la tarjeta que tienes es revolving o no.

Recordemos que las tarjetas revolving son un tipo de créditos al consumo, que permiten aplazar pagos a cambio de abonar un alto interés. El problema ha venido cuando las entidades que prestaban ese dinero, lo han prestado a un tipo de intereses que superaban al habitual, lo que se conoce como un «crédito usurario» .

Estas tarjetas, por tanto, se acaban convirtiendo en verdaderos créditos eternos en los que en cada recibo pagas poco capital pero mucho intereses.

Vamos a ver 3 formas distintas que te pueden ayudar a saber si tienes una tarjeta revolving:

1.En los recibos, por el tipo de interés que se aplica.

Para saber si tienes una tarjeta revolving, debes comprobar los recibos mensuales y buscar qué tipo de interés (T.A.E. o Tasa Anual Equivalente) el banco nos aplica. Si la T.A.E. es superior al 20%, se trata de una tarjeta revolving.

A veces, en lugar de la T.A.E. aparece el T.I.N. (Tipo de Interés Nominal) o el C.E.R. (Coste Efectivo Remantente), lo que complica más el cálculo.

Comillas - Iconos gratis de señales
¿Cómo saber si tengo una tarjeta revolving? 2

Si la T.A.E. es superior al 20%, dicho crédito es usurario.

Y si esto no fuera suficiente, las entidades hacen que sus recibos sean en muchas ocasiones difíciles de interpretar.

Además, tras la Sentencia del Tribunal Supremo del pasado 4 de Marzo, muchas entidades  han bajado el tipo de interés al 20% a partir de sus recibos de marzo o abril de 2020 para complicarlo aun mas, por lo que habría que acudir a un recibo anterior.

2. Revisando el contrato

Otra forma de identificar si el tipo de tarjeta que tienes es revolving podría ser la de examinar el contrato donde aparecerán las condiciones y, entre ellas, la T.A.E.
Sin embargo, lo más habitual es que no conserves ese contrato o que, incluso, nunca hayas tenido una copia.

En este caso, la forma de saber si tienes una tarjeta revolving es identificar la entidad con la que tienes la tarjeta de crédito. Al tratarse de contratos en masa, las condiciones son las mismas para todos sus clientes. Si una tarjeta de crédito es revolving para un cliente, también lo será en tu caso.

No obstante, las entidades financieras no han querido ser menos y la práctica totalidad de ellas tienen una sección dedicada a los créditos al consumo, habiendo comercializado sus propias tarjetas revolving.
Como por ejemplo es el caso del Santander, CaixaBank, Sabadell, Evo, Bankinter las cuales, también aplican unos intereses abusivos.

3. La deuda pendiente nunca desciende.

Si tras endeudarte, e ir pagando la cuota mensual, compruebas que la deuda no desciende, es más que probable que tengas una tarjeta revolving.
En resumen, tienes 3 formas distintas de saber si la tarjeta que tienes es revolving:

1.– Buscando en los recibos del banco.
2.–En el contrato de la entidad emisora. Tienes que buscar en los recibos del banco y buscar el tipo de interés que se está aplicando.
Concretamente, tienes que buscar si el T.A.E. es superior al 20%, por lo que estaría considerado como usuario.
3.–Si la deuda nunca desciende. Aunque es poco probable que lo conserves, en tu contrato debe especificarse el tipo de interés aplicado.

Si tienes (o sospechas que tienes) una tarjeta revolving, estás en tu derecho de reclamar y que tu banco te devuelva todos los intereses pagados. Sí, todos los intereses.

Deja un comentario